News

Blog y noticias

Copia-de-en-nuestra-LINEA-OFTALMOLOGICA-2.png
14/Dic/2023

La queratoconjuntivitis seca (QCS) es una afección de la superficie ocular (córnea y conjuntiva) secundaria a la deficiencia de alguna de las fases de la película lacrimal y que tiene una prevalencia en perros del 0,4%, según el IVO.

La QCS cualitativa se caracteriza por la disminución patológica de componentes lipídicos o mucoides en la película lagrimal. Esto conduce a una hiperosmolaridad lacrimal debido a un aumento en la evaporación. Es más común en razas braquiocefálicas y en casos de lagoftalmos.

En este estudio, llevado a cabo en colaboración con el Instituto Veterinario Oftalmológico (IVO), se ha realizado una exhaustiva evaluación de distintos enfoques terapéuticos para la QCS cualitativa.

Se seleccionaron diez perros, incluyendo cinco de razas braquiocefálicas, con un seguimiento de dos meses. Los pacientes seleccionados presentaban en la 1ª visita blefaroespasmo, epífora, aumento de las secreciones serosas en comparación con la normalidad, o una combinación de estos síntomas, además por tal de poder ser incluidos en el presente estudio, debían de contar con valores en el test de Schirmer (STT-1) superiores a 10mm/min.

Se excluyeron casos con úlcera corneal y aquellos bajo tratamientos que pudieran interferir con las pruebas diagnósticas. Se llevaron a cabo una serie de pruebas diagnósticas, como el test de Schirmer (STT-1), test de fluoresceína, break-up time (TBUT), test verde de lisamina, citología de impresión (CIC) y OSA-VET®.

El tratamiento seleccionado incluyó el uso de humectantes y lubricantes tópicos como reemplazos de lágrima. Además, se implementó el suplemento alimentario Lacrimalis de Dr+Vet. Esta fórmula, rica en ácidos grasos omega-3, lactoferrina, vitaminas C y E, Zinc y Cobre.

Los resultados indicaron mejoras significativas en la citología de impresión, interferometría y en el tiempo de rotura de la película lagrimal. Hubo una leve reducción en la producción lacrimal, posiblemente atribuida a la disminución del reflejo compensatorio por hiperosmolaridad.

Conclusiones

Esta comparativa de casos clínicos subraya la importancia de un enfoque multidisciplinario en el manejo de la QCS cualitativa. La combinación de humectantes y lubricantes tópicos con el suplemento Lacrimalis ofrece una perspectiva prometedora en el manejo de esta afección.

La comparativa de casos clínicos realizada por el IVO proporciona una valiosa contribución al abordaje de la QCS cualitativa en perros. Agradecemos a los Dres. Maria Simó y Francisco Simó su colaboración en esta primera aproximación al uso de nutracéuticos en enfermedades oculares de perros.

Puedes consultar la comparativa de casos clínicos aquí: COMPARATIVA DE 10 CASOS CLÍNICOS EN PERROS CON KCS CUALITATIVA


perro2.jpg
09/Mar/2023

Dr+Vet lanza una nueva formulación de LACRIMALIS con mayor concentración en ácidos grasos, EPA y DHA llamada LACRIMALIS+

Como hemos explicado anteriormente en el blog mediante el artículo «Puntos Clave de la Queratoconjuntivitis Seca«, esta es una de las patologías oculares más comunes en la clínica diaria de pequeños animales. Hagamos un breve repaso y ampliación de lo ya comentado en el anterior artículo:

¿Qué es la queratoconjuntivitis seca?

La Queratoconjuntivitis Seca (KCS) es una enfermedad inflamatoria de la superficie ocular (córnea y conjuntiva) secundaria a la deficiencia de alguna de las fases de la película lacrimal y que genera una hiperosmolaridad de la lágrima. Esta hiperosmolaridad y el aumento en la fricción propiciarán infecciones secundarias, deshidratación y malnutrición de la córnea y de la conjuntiva y aumentarán la probabilidad de ulceraciones corneales.

¿Qué capas o fases forman la película lacrimal?

– Capa mucínica: la más interna, modifica la tensión superficial de la lágrima para que esta se adhiera y distribuya correctamente por la superficie de la córnea. La mucina se produce y secreta principalmente en las células caliciformes conjuntivales.

– Capa acuosa: la intermedia y con diferencia la más abundante. Hidrata la superficie ocular y por ella se difunden los nutrientes y el oxígeno esenciales para el metabolismo de la córnea. También tiene un efecto físico eliminando por lavado los restos corneales y cuerpos extraños. La porción acuosa se produce y secreta en las glándulas lacrimales principal y accesoria.

– Capa lipídica: la más externa, protege la capa acuosa de la evaporación, permitiendo que permanezca más tiempo sobre el ojo. Además, también aumenta la tensión superficial de la lágrima evitando el desbordamiento (epífora) por el borde palpebral y lubrica los párpados. Producida y secretada principalmente por las glándulas de Meibomio.

¿Cómo se clasifican las KCS?

La clasificación básica y más extendida es la siguiente:

– Cualitativa: por disminución patológica de los componentes lipídico o mucoide de la película lacrimal, lo cual dificulta la permanencia de la lágrima en la córnea, ya sea por exceso de evaporación o por dificultad para adherirse. Suele deberse a un daño o inflamación en las glándulas de Meibomio o en las células caliciformes de la conjuntiva.

– Cuantitativa: por disminución patológica del componente acuoso de la película lacrimal. Puede haber diferentes orígenes, siendo el más común la inflamación localizada y crónica inmunomediada de la glándula lacrimal. Es el tipo de KCS más frecuente, aunque la mayoría suelen progresar a KCS mixta (cuantitativa y cualitativa) con el paso del tiempo.

¿Cómo interviene LACRIMALIS+ en la mejora de los signos clínicos de KCS?

LACRIMALIS+ es un complemento alimenticio a base de productos naturales que ayuda a mejorar los signos clínicos del ojo seco aumentando la cantidad y calidad de la lágrima.

Su fórmula rica en ácidos grasos Omega 3 ayuda a modificar el perfil lipídico de la lágrima, siendo esta de mejor calidad y reduciendo así su evaporación. Además, los Omega 3 también aportan un efecto antioxidante y antiinflamatorio sobre las glándulas de Meibomio y la superficie ocular.

LACRIMALIS+ también está enriquecido con Lactoferrina, un componente naturalmente presente en la lágrima y que le otorga propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y antifúngicas.

Finalmente, su precisa combinación de minerales, como el zinc o el cobre, y de vitaminas C y E le confieren un efecto antioxidante que potencia el de los ácidos grasos Omega 3.

¿Qué diferencia a LACRIMALIS+ del anterior LACRIMALIS?

El principal cambio en la formulación de LACRIMALIS atañe a la fuente de ácidos grasos Omega 3. En LACRIMALIS+ hemos añadido, fuentes más puras de EPA y DHA. La versión líquida está suplementada con una alta proporción de aceite de pescado, que contiene EPA y DHA de forma natural y directa, manteniendo también el aporte de ácido alfa-linolénico ya presente en LACRIMALIS. En cuanto a la versión en comprimidos, los EPA y DHA se aportan puros para garantizar una proporción mucho más elevada.


french-bulldog-dog-breeds-white-polka-dot-black-on-marble.jpg
28/Abr/2022

Hoy os hablaremos de una de las patologías oculares más comunes en perros: la enfermedad del ojo seco o Queratoconjuntivitis Seca.

La Queratoconjuntivitis Seca es una enfermedad inflamatoria de la superficie ocular (córnea y conjuntiva) secundaria a la deficiencia de alguna de las fases de la película lacrimal y que genera una hiperosmolaridad de la lágrima. Esta hiperosmolaridad y el aumento en la fricción propiciarán infecciones secundarias, deshidratación y malnutrición de la córnea y de la conjuntiva y aumentarán la probabilidad de ulceraciones corneales. A su vez, la inflamación crónica de la superficie ocular también acabará generando una hiperemia conjuntival, hiperqueratinización y engrosamiento del epitelio corneal, vascularización corneal con aumento de la migración de células inflamatorias y el depósito de pigmento, lípidos y calcio. El pronóstico suele ser favorable, aunque dependerá de la causa de la enfermedad y de si se implementa un tratamiento efectivo de manera temprana e individualizado para cada uno de los pacientes.

Hay dos grandes clasificaciones de Queratoconjuntivitis Seca:

  • Cualitativa: Disminución patológica de los componentes lipídico o mucoide de la película lacrimal. En este caso, la glándula lacrimal es funcional y la hiperosmolaridad de la lágrima se debe a un aumento en su evaporación. La causa de este tipo de Queratoconjuntivitis Seca puede ser un daño o inflamación aguda/crónica en las glándulas de Meibomio y/o de las células calciformes de la conjuntiva, como por ejemplo en los casos de blefaritis infecciosas, dermatitis seborreica, etc.
  • Cuantitativa: Disminución patológica del componente acuoso de la película lacrimal. En este caso, la hiperosmolaridad se debe a una secreción reducida del componente acuoso en condiciones de evaporación normales. Esta es la presentación inicial más común en perros, aunque en la mayoría de los casos, se genera un círculo vicioso en el que se acaba afectando también los otros tipos de componentes de la película lacrimal.

Las causas de la Queratoconjuntivitis Seca de tipo cuantitativa son variadas, como enfermedades infecciosas, enfermedades endocrinas, enfermedades inmunomediadas/autoinmunes sistémicas, iatrogénicas (quirúrgicas), etc. aunque la más común es la inflamación localizada y crónica inmunomediada de la glándula lacrimal (adenitis inmunomediada). Hay razas de perros y de gatos que están más predispuestas, tal y como ya os comentamos en una de nuestras anteriores publicaciones en nuestras redes sociales (Instagram y Linkedin), como por ejemplo las razas braquiocefálicas, West Highland White Terrier, Cocker Spaniel y Americano, etc.

Los síntomas que se pueden presentar son: exsudado mucoso muy característico, hiperemia conjuntival, córnea opaca, con neovascularización, edema y ulceración corneal, etc.

Para llegar a su diagnóstico, tendremos que estar atentos a la anamnesis e historia clínica del paciente, realizar una revisión general y oftalmoscópica, si sospechamos de patologías sistémicas analíticas generales y otras pruebas complementarias y un seguido de pruebas oftalmológicas: Test de Shirmer, Test de Fluoresceína, Test Verde de Lisamina, TBUT (Tear Break-up Time), Citología de Impresión y Test de Osavet.

Existen diversos tipos de tratamientos médicos sistémicos y tópicos como las lágrimas artificiales (hay gran variedad), los inmunosupresores tópicos, etc. y en la mayoría de las veces se podrán aplicar de manera conjunta. Además, en el caso de que haya problemas secundarios como infecciones o úlceras corneales, también habrá que tratarlos. También existen procedimientos quirúrgicos como la transposición del conducto paratiroideo, entre otros.

Otra baza primordial para ayudar a mejorar los síntomas de la Queratoconjuntivitis Seca, de la que ya se han realizado estudios en perros y que tiene otros en realización para demostrar su eficacia, será la suplementación con nutracéuticos específicos como Lacrimalis, ricos en Ácidos Grasos Omega-3 que mejorarán la calidad, estabilidad y secreción lacrimal, la Lactoferrina con propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas en la superficie ocular y antioxidantes como las Vitaminas E y C y los minerales Zinc y Cobre.

Desde Dr+Vet Pet Care by Böthmen Pharma, os iremos presentando cada una de las diferentes pruebas oftalmológicas que hemos mencionado poco a poco durante las siguientes semanas juntamente con el Instituto Veterinario Oftalmológico (IVO) para que las conozcáis más a fondo ¡No os lo perdáis!


Copyright by Boothmen Pharma 2023. All rights reserved.